Sin terminarnos de reponer del tornado emocional que la Superluna Azul de Sangre ha dejado en nuestras vidas, nos encaminamos al eclipse solar que tendrá lugar el 15 de febrero, un día después de San Valentín.

Como curiosidad os contaremos, que la celebración del día de San Valentín, como fiesta del amor, se introdujo para eclipsar la fiesta pagana que se celebraba en la Antigua Roma, el 15 de febrero, los Luparcales, festividad sexual en honor a la loba que amamantó a Romulo y Remo, en la que se realizaban sacrificios animales, se azotaba a las doncellas y los mozos corrían desnudos untados en sangre…

Nada que ver con nuestro almidonado San Valentín actual…

Lo cierto es que este San Valentín, las energías van a estar más que revueltas.

Astrológicamente, cerramos el ciclo de aprendizaje que comenzó con el potente eclipse solar del 21 de agosto de 2017, en este nuevo eclipse solar del 15 de febrero.

El reciente 31 de enero vivimos un eclipse lunar, dando lugar a este nuevo periodo entre eclipses, más que adecuado para soltar y cerrar ciclos caducos.

Emocionalmente el pasado nos está golpeando fuerte, todo aquello que quedó inconcluso está saliendo a la luz en forma de fuertes emociones que reclaman nuestra atención.

El corazón y el alma van a estar gritando muy alto en estas semanas de luna menguante hasta el eclipse.

Nos encontramos en el eje Leo/ Acuario, un eje que hace que se despierten planteamientos entre el YO y el MUNDO, entre la individualidad y las relaciones con el otro…

Las personas que están ahora en pareja pueden sentir la necesidad de hacer cambios en su relación, mientras que los que no tienen pareja, pueden verse sacudidos por amores del pasado o por la necesidad de empezar una nueva relación, a causa de la aparición de miedos relacionados con la soledad.

Ya avisábamos que este era un San Valentín, para valientes, porque los miedos inconscientes van a estar muy presentes.

 

La RAE nos dice que Valentía es: Hecho o hazaña heroica ejecutada con valor

Se trata de ganarle la partida al  MIEDO, y precisamente el  único “valor” que puede ganar al miedo es el AMOR

Volvamos a la RAE ( Real Academia Española) para ver las dos primeras definiciones que ofrece sobre el AMOR:

  1. m. Sentimiento intenso del ser humano que, partiendo de su propia insuficiencia, necesita y busca el encuentro y unión con otro ser.

2. m. Sentimiento hacia otra persona que naturalmente nos atrae y que, procurando reciprocidad en el deseo de unión, nos completa, alegra y da energía para convivir, comunicarnos y crear.

Dos definiciones que muestran con claridad la dualidad entre la que nos vamos a mover.

El amor como una necesidad desde nuestra propia insuficiencia, o la llamada natural de dos almas que en su unión se energetizan y se comunican.

Con permiso de la RAE, es la segunda opción el camino de los Valientes…

De los Valentines y Valentinas que sacudidos por el momento astrológico actual, por esta nueva era mundial, están dispuestos a despertar, están comprometidos con llevar la consciencia a todos los ámbitos de su vida, en especial al de sus relaciones  más íntimas.

Valentines y Valentinas que aprovechan estas energías incómodas para escuchar su corazón, su alma….

Que pese a la incomodidad del momento, miran de frente a los miedos ocultos, que se muestran contundentemente, para ser transmutados, para ser sanados, para evolucionar a través de ellos.

Corazones míos, la ocasión lo merece, es el momento de mirar en nuestro interior, es momento de comprometernos con nuestra auténtica esencia, de soltar de una vez estructuras caducas, relaciones del viejo paradigma (aunque no se cambie de pareja), antiguos dolores o frustraciones.

Es momento de dejarlo todo en ese eclipse del 15 de febrero, todo lo que estos días estamos teniendo oportunidad de trabajar.

Renacer valientes, comprometidos con nuestra esencia, con lo que de verdad nuestra alma está reclamando en nuestra vida.

No es un San Valentín para enamorados, pues el enamoramiento es una etapa de ceguera (incluso Cupido lleva una venda en los ojos), aunque si para el AMOR

Es un San Valentín para Valientes, para seres despiertos que dejan atrás todo aquello que tiene poco que ver con el auténtico AMOR, y se aventuran, en soledad o compañía, a construir una relación consciente para, como dice la RAE:

“Alegrarnos, disfrutar de la energía de la convivencia, comunicarnos y crear”

Valentines y Valentinas del mundo ¡Feliz día del Amor Despierto!